¿Cómo sobrevivir financieramente las Navidades?

sobrevivir financieramente las Navidades

¿ Cómo sobrevivir financieramente las Navidades ?

Las fiestas navideñas son un gran momento para los reencuentros y para apreciar el brillo en los ojos de los niños que de alguna manera somos todos.

Los publicistas conocen todo esto muy bien y nos preparan un sin número de soluciones para sentirnos mucho MÁS felices durante este tiempo de júbilo.

Ellos quieren asegurarse que uno lo aprovecha plenamente …

 

Para sobrevivir financieramente las Navidades

¡Hay que evitar la mayor trampa de todas: la tarjeta de crédito!

La publicidad está orientada en mayor medida en nuestro placer de dar. ¡Esto es fantástico!

Aunque también debemos pensar en el mes de enero, ya que la mayoría de nosotros aun utilizamos la mayor trampa que incentiva el consumo: ¡la TARJETA DE CRÉDITO!

Esta invención es una trampa en la que caemos, según lo estimado, un 80% de nosotros !

Por supuesto, gastamos para comprarles a los niños. Es una gran satisfacción ver los ojitos de los niños brillar cuando ven todos sus regalos.

Ellos no saben de precios, pero si conocen bien el placer. Pregunto, ¿es que hemos perdido alguna cosa?

Sería más simple y menos costos si nos acordáramos cómo éramos nosotros de niños. .. ¿Qué pensábamos entonces? Inténtelo, si puede.

Los principios de vida de un niño son:

  • Encontrar placer en todo
  • Darle más atención y emoción al paquete que al contenido
  • Regocijarse y sonreír al recibir
  • Agradecer con alegría

Pregunta: ¿Dónde quedó la cuestión de los precios?

Por lo tanto, ¿por qué tenemos que gastar tanto para hacer feliz a un niño?, ¿o a un adulto?

 

¡Se terminaron las Navidades a crédito!

Hace diez años decidí darle fin a las Navidades a crédito.

Ya había sufrido demasiado el efecto boomerang de las tarjetas de crédito. Conoce este efecto que se manifiesta cada año en enero tan solapadamente … Los estados de cuenta que se aparecen cuando menos lo esperamos.

Es una perversidad, nos agarra el cuello y nos suelta en febrero o marzo, ¡qué tipo de vida es esta!

Yo cambié mi forma de ver la Navidad y los invito a hacer lo mismo para sobrevivir financieramente las Navidades.

Ese año me dije: ¿cuánto dinero puedo disponer para gastar en Navidad? Fue un mal año: por lo que la respuesta fue casi que cero.

Así que fui al banco y retiré un monto mínimo, y me ajusté con eso.

Le expliqué a mis hijos mi nueva filosofía financiera la cual supieron comprender bastante bien. De hecho me dieron unas sugerencias excelentes: “papá eso no, es caro”; “eso tampoco …”

Desde que mis hijos crecieron hemos mantenido los regalos de Navidad al mínimo. Aunque nunca falta la tradicional bota de Navidad.

Además nosotros somos de los que aprovechamos los descuentos del “Boxing Day” como una ocasión de comprar en familia.

Cada uno tiene su lista de cosas que necesita y su sobre con un monto sorpresa y nos beneficiamos de los mejores precios de las cosas que verdaderamente deseamos.

Como no podemos hacer nada a medias, vamos a un restaurant a comer y si es posible pasamos la noche en un hotel que ya tenemos reservado con bastante tiempo de antelación, con el propósito de obtener precios más económicos.

Yo comparto mi filosofía así que mis trucos para viajar menos caro para viajar mas !

 

Comprar sin la tarjeta de crédito para sobrevivir financieramente las Navidades

Ir a una tienda sin utilizar la tarjeta de crédito y pensando que si alguna cosa me tienta tendré que pagarla con dinero en efectivo, ha cambiado completamente mi manera de consumir.

No sólo que gasto menos, sino que lo hago de mejor manera. Me he dado cuenta que lo pienso más, que comparo más y sencillamente digo no más frecuentemente.

Sorpresa, ¡Me siento mucho más feliz!

De alguna manera somos niños grandes. Podemos hacer como los pequeños y alegrarnos con poco como cuando éramos jóvenes. ¿Podríamos probarlo este año?

Compartan sus comentarios, sugestiones e ideas aquí.

Mis queridos seguidores y amigos les deseo que pasen unas felices fiestas en familia y amigos, y sobre todo que en enero se sientan mucho más felices que el año pasado.

Volveremos a hablar pronto.

Marc Blais